9. Ir de compras por Granada

 Ir de compras por Granada

Granada es un lugar ideal para ir de compras y dejarse llevar recorriendo sus calles visitando tiendas y mercadillos.

Es una forma atractiva y colorista de entrar en contacto con su cultura y con su gente. Tierra de artesanos, los granadinos son expertos en la fabricación de productos como las guitarras artesanales, la alfarería y la taracea, labor de lujosa y detallista ebanistería que consiste en decorar muebles, cajas o cualquier objeto con dibujos geométricos formados con centenares de minúsculos trozos de hueso, plata, y maderas nobles. El arte nazarí ha quedado reflejado en algunas de sus técnicas de fabricación, como se puede apreciar en estuches, bargueños, marcos, sillas, mesas, cofres, etc. La alfarería conserva algunas artes nazaríes y andalusíes, que se plasman en jarras, platos y cántaros decorados con verdes y azules. El barrio del Albaicín es la zona de-Granada-que-concentra-a-más-artesanos.

En la capital, sus calles más céntricas son idóneas para ir de compras: Alhóndiga, Ángel Ganivet, Gran Vía, Mesones, Plaza de Bib-Rambla, Recogidas, Reyes Católicos y Zacatín, por citar algunas. En Granada existen modernos y amplios centros comerciales con numerosas_tiendas.

Otra zona interesante para ir de tiendas son los aledaños de Plaza Nueva, en las callejuelas de la Calderería Nueva y la Calderería Vieja. Sus comercios están adaptados a los gustos occidentales, pero aún se respira un aire árabe por sus puestos de perfumes nazaríes, cosmética natural y ropa de los años 60. En el antiguo zoco de la Alcaicería se pueden encontrar las tiendas con los recuerdos más típicos de Granada. En la Cuesta de Gomérez tienen situados sus talleres constructores de guitarras y los artesanos de taracea.

Una forma divertida y pintoresca de ir de compras es acercase a los mercadillos. El de la Plaza Larga se encuentra en el Albaicín, entre la Cuesta de la Alhacaba y la calle Panaderos. Allí, entre terrazas de bares y bancos con buena sombra, se monta diariamente un mercadillo de flores y frutas. El del barrio de La Chana se celebra todos los miércoles por la mañana y en él se venden flores, frutas y ropa. En el Zaidín, el barrio más populoso de la capital, se organiza todos los sábados un amplio mercado callejero. Y el de la Cartuja, en el polígono Almanjayar, es cada domingo por la mañana, y se pueden encontrar frutas, verduras, ropa y zapatos.